l término Neurociencia refleja la naturaleza interdisciplinaria de la moderna investigación del cerebro (Duque-Parra, 2001a), la cual incluye múltiples disciplinas aparentemente disímiles entre sí (Duque-Parra, 2001b), además de una amplia…

Analizando la Neurociencia del aprendizaje

Analizando la Neurociencia del aprendizaje

E
l término Neurociencia refleja la naturaleza interdisciplinaria de la moderna investigación del cerebro (Duque-Parra, 2001a), la cual incluye múltiples disciplinas aparentemente disímiles entre sí (Duque-Parra, 2001b), además de una amplia gama de técnicas seguramente mucho más diversas que cualquier otra rama de la ciencia (Blakemore, 1986) y con las que se puede contribuir a la comprensión del sistema nervioso (Duque-Parra, 2001b).

La Neurociencia se diferencia de otras ciencias cognitivas porque puede enunciar de manera más inequívoca sus interrogantes y verificar si se avanza o no en las soluciones, construyendo así los mejores puentes explicativos entre el nivel neuroquímico y el neuronal, pasando por el macroscópico, niveles que se hacen más complejos en la explicación de la percepción, la memoria y el aprendizaje, entre otras, además de sus alteraciones, ya que es el encéfalo humano el que se explica a sí mismo (Duque Parra, 2001b), y no sólo el encéfalo, pues la Neurociencia ha tenido contribuciones que han cimentado las bases para erigirse como un conjunto integrado de conocimientos sobre todo el sistema nervioso (Duque-Parra et al., 1999).

La Neurociencia, permite entender como el cerebro aprende y como se puede, desde estos últimos descubrimientos científicos, desarrollar nuevas herramientas para aplicar tanto en lo personal como en la enseñanza, entendiendo la importancia de que no es suficiente incorporar nueva información a la persona, sino de favorecer el desarrollo humano de la misma, sabiendo que cada ser humano es único e irrepetible, con capacidades y tiempos diferentes.

Pdf para descargar en pantalla completa

 

Eric Kandel

Eric Kandel es autor de varios libros, entre otros el voluminoso Principios de Neurociencia, de 1300 páginas, manual de referencia. Ganó el Premio Nobel de Fisiología o Medicina en 2000 por su investigación sobre almacenamiento de memoria en neuronas. Unos años antes, Kandel escribió un artículo “Un nuevo marco intelectual para la psiquiatría” que explica cómo la neurociencia puede guiar una nueva visión de la salud mental y el bienestar. Como seguimiento, los investigadores de la Facultad de Medicina de Yale propusieron siete principios de psicoterapia basada en el cerebro que son relevantes para psiquiatras, psicólogos y terapeutas. Los principios se han traducido en aplicaciones prácticas para la salud y el bienestar, los negocios y los entrenadores de vida.

Kandel luego señaló:
“En la medida en que la psicoterapia o el asesoramiento es efectivo. . . presumiblemente lo hace a través del aprendizaje, al producir cambios en la expresión génica que alteran la fuerza de las conexiones sinápticas “.

Es decir, la experiencia y el entorno influyen en el desarrollo y funcionamiento del cerebro. Este concepto ahora se establece en la neurociencia y a menudo se denomina neuroplasticidad. Algunos descubrimientos fundamentales de la Neurociencia, que están expandiendo el conocimiento de los mecanismos del aprendizaje humano, son:

1. El aprendizaje cambia la estructura física del cerebro.

2. Esos cambios estructurales alteran la organización funcional del cerebro; en otras palabras, el aprendizaje organiza y reorganiza el cerebro.

3. Diferentes partes del cerebro pueden estar listas para aprender en tiempos diferentes.

4. El cerebro es un órgano dinámico, moldeado en gran parte por la experiencia. La organización funcional del cerebro depende de la experiencia y se beneficia positivamente de ella (Bransford, Brown y Cocking 2000). Sylwester (1995) precisa más esto al sostener que el cerebro es moldeado por los genes, el desarrollo y la experiencia, pero él moldea sus experiencias y la cultura donde vive.

5. El desarrollo no es simplemente un proceso de desenvolvimiento impulsado biológicamente, sino que es también un proceso activo que obtiene información esencial de la experiencia. A continuacion se presenta un video que explica la neurociencia.

En la mayoría de propuestas ofrecidas para mejorar la educación en nuestro país predominan los razonamientos teóricos y filosóficos sobre cómo lograrlo. Aquí pretendemos complementar esas propuestas con un conjunto de sugerencias de carácter práctico para mejorar el rendimiento académico de enseñantes y alumnos a corto y medio plazo. Son procedimientos avalados por la investigación reciente en neurociencia y psicobiología, que pueden tener su versión particular en cada nivel y contexto educativo:

1. Practicar regularmente deportes o actividades físicas
El ejercicio físico aeróbico beneficia las capacidades cerebrales tanto en el niño como en el adulto. Quienes tienen una actividad física semanal más intensa tienen también una mejor memoria y mayor flexibilidad y velocidad de procesamiento de información mental. Incluso 30 únicos minutos de marcha en bicicleta o carrera al día pueden ser suficientes para mejorar el tiempo de reacción y la velocidad de procesamiento de la información en el cerebro.
2. Evitar el exceso de grasas en la alimentación
La alimentación adecuada para aprender debe evitar las dietas altas en grasas, pues son dietas que reducen la sensibilidad de los receptores NMDA, que son moléculas del cerebro que forman parte de los mecanismos de plasticidad neuronal que hacen posible la formación de la memoria en lugares como el hipocampo y la corteza cerebral. La experimentación actualmente en curso indica que la restricción calórica en la alimentación favorece la mayoría de procesos mentales.
3. Dormir lo necesario con regularidad
El sueño anticipado prepara al cerebro para aprender y, cuando ocurre tras el aprendizaje, potencia la formación y estabilización de las memorias. Es así porque las mismas neuronas que se activan para registrar la información cuando aprendemos vuelven a activarse cuando dormimos. Suelen hacerlo entonces a mayor velocidad dando preferencia a las que registraron los aprendizajes a los que se atribuyó mayor importancia o valor de futuro. El sueño es, por tanto, una forma cerebral de practicar y fortalecer lo aprendido durante el día.
4. Entrenar frecuentemente la memoria de trabajo
Esta memoria es la que utilizamos para pensar, razonar, planificar el futuro y tomar decisiones. Con ella retenemos en la mente, por ejemplo, las posibles jugadas a realizar en una partida de ajedrez o las diferentes opciones para tomar una decisión. Materias como la filosofía o las matemáticas promueven este tipo de memoria, muy ligada a la inteligencia fluida, que es la capacidad de razonar y resolver problemas nuevos con independencia del conocimiento previamente adquirido.
5. Guiar el aprendizaje con preguntas
Este procedimiento motiva al estudiante, concentra su atención y le convierte en una especie de detective o investigador que busca en cualquier fuente de información posible la solución a los interrogantes que se le plantean. Es además un modo de enseñarle a trabajar y ganar autonomía para aprender, es decir, es también un modo de aumentar la capacidad del alumno para aprender por sí mismo en el futuro.
6. Practicar frecuentemente el recuerdo de lo aprendido
El recuerdo, además de servir para evaluar lo aprendido, sirve también para seguir aprendiendo. El preguntar sobre la información recientemente aprendida beneficia a la memoria a largo plazo promoviendo el reclutamiento de los circuitos neuronales del recuerdo en las subsecuentes oportunidades de estudio. Ayuda también a mantener la atención durante largos periodos evitando las distracciones cuando se estudia leyendo los textos en la pantalla de un ordenador.
7. Un poco de estrés no es malo
En situaciones emocionales o de estrés moderado, la activación de estructuras cerebrales como la amígdala y la liberación en la sangre de hormonas como la adrenalina y los glucocorticoides pueden contribuir a la facilitación del aprendizaje y la memoria actuando directa o indirectamente sobre los circuitos neuronales del cerebro.
8. Homenaje a la lectura
De todas las actividades intelectuales potenciadoras de capacidades mentales la más asequible y la que proporciona un mejor balance costo/beneficio es, sin duda, la lectura. Leer es uno de los mejores ejercicios posibles para mantener en forma el cerebro. Es así porque la actividad de leer requiere poner en juego un importante número de procesos mentales, entre los que destacan la percepción, la memoria y el razonamiento.
9. Inmersión temprana en más de una lengua
Los individuos que adquieren múltiples lenguas en su infancia y las practican a lo largo de su vida tienen una mayor atención selectiva y más desarrollado el hábito de conmutar contenidos mentales, lo que les facilita la adquisición de aprendizajes complejos, especialmente los que implican cambios en las reglas de ejecución.
10. Evaluaciones orales
Las exposiciones o los exámenes orales no solo permiten una evaluación muy rigurosa del conocimiento adquirido por los alumnos, sino que, sobre todo, inducen en ellos un tipo de estudio mucho más basado en la comprensión de los materiales y la información que en su simple memorización. Son además métodos que generan una memoria a largo plazo mucho mejor que la que resulta del tipo de estudio consistente en repasar una y otra vez textos o apuntes de una materia.

la Neurosicoeducación

La Neurosicoeducación es una formación específica que permite comprender los mecanismos de la mente humana y a través del conocimiento científico que aportan las neurociencias, desarrollar la capacidad de comprensión de los procesos de aprendizaje y los mecanismos de memoria, que son la base para aprender y reaprender.

La Neurosicoeducación, que integra las neurociencias y otras disciplinas afines a la comprensión de nuestras conductas, poniendo todos sus nuevos descubrimientos en un lenguaje llano y fácil de comprender para la mayoría de las personas. Buscando que todos logremos conocer, comprender, controlar, modelar y supervisar nuestro propio mundo interior, algo que nos permitirá tener el privilegio de pertenecer al tercer grupo y contribuir a crear un nuevo mundo que posea cualidades tales como la hospitalidad, respeto, igualdad de oportunidades, justicia, armonía, aceptación de las diferencias y, por supuesto, personas más éticas y altruistas.

Pdf para descargar en pantalla completa

“Todos los procesos mentales, incluso los procesos psicológicos más complejos, se derivan de la operación del cerebro”. Eric Kandel.

  • Enlaces sociales:

Dejar una respuesta