Kendal Rolley, profesor de ‘Artes del Lenguaje’ de séptimo grado, creador de las 7 estrategias para mantener al estudiante motivado durante todo el periodo lectivo de educación, ha desarrollado estas…

7 Estrategias para mantener a los estudiantes motivados durante todo el año.

7 Estrategias para mantener a los estudiantes motivados durante todo el año.

Kendal Rolley, profesor de ‘Artes del Lenguaje’ de séptimo grado, creador de las 7 estrategias para mantener al estudiante motivado durante todo el periodo lectivo de educación, ha desarrollado estas estrategias motivacionales prácticas con el fin de ayudar a los alumnos a reflexionar sobre sus propios entornos de trabajo y aprendizaje, por medio, de la investigación de ‘Zoltan Dӧrnyei’, profesor de Psicolingüística, y quien se especializa en motivación para aprender segundas lenguas.

A lo largo del año escolar, se puede esperar que algunos estudiantes pierdan lentamente la motivación y cuando obtengan calificaciones decepcionantes, se desanimarán. Y algunos de ellos, puedan pensar que el material y la materia son demasiado difíciles, o que no vale la pena el esfuerzo, o que generalmente carecen de las habilidades fundamentales para mantenerse al día.

Si bien, es difícil llegar a cada estudiante con cada una de las estrategias mencionadas a continuación, pero todo lo que se puede hacer como educadores es intentarlo constantemente. Todas estas estrategias son formas de ayudar a los estudiantes a desarrollar su capacidad de reconocer y reaccionar conscientemente a sus experiencias de aprendizaje. Estrategias como estas ayudan a los estudiantes a progresar para ser aprendices de por vida.

1. El ambiente del aula

Cuando las reglas del aula se negocian con los estudiantes, sienten un mayor sentido de pertenencia y compromiso hacia ellos. A menudo, estas sesiones de “establecimiento de reglas” al comienzo del año generan conjuntos de reglas bastante similares y efectivas. Un conjunto de reglas de clase puede tener el siguiente aspecto:

a. Debemos escucharnos
b. Debemos tratar de no lastimarnos, verbal o físicamente
c. Deberíamos respetar las ideas y valores de los demás.
d. No debemos burlarnos del aprendizaje de los demás / está bien cometer errores
e. Deberíamos ayudarnos unos a otros

Las consecuencias negociadas por los estudiantes por romper estas reglas y garantizar que se sigan durante todo el año también pueden reforzar un ambiente de aprendizaje positivo y coherente. Es más probable que los estudiantes cumplan con las expectativas e interactúen positivamente con los demás cuando hayan acordado las reglas y las consecuencias.

También se puede permitir que los estudiantes establezcan reglas (realistas) para su maestro, como “estar siempre dispuesto a ayudar” y “asegurarse de que nuestras pruebas sean justas”. El maestro también tiene la obligación, en un enfoque de enseñanza sensible a la motivación, de hacer que el aprendizaje sea interesante para los estudiantes.

2. Estrategias para construir compromiso

Hay algunas maneras en que se puede ayudar a los estudiantes a preservar y potencialmente aumentar su compromiso con los objetivos que se proponen.

El primer paso es ayudar a los estudiantes a establecer metas apropiadas. Esto funciona mejor si los estudiantes establecen objetivos basados en los principios de S.M.A.R.T (específicos, medibles, alcanzables, realistas y específicos de tiempo). Luego que crean un diario de aprendizaje donde registran tanto los objetivos como su progreso. Una buena pregunta de estímulo puede ser: “¿Qué aprendiste esta semana?”

En segundo lugar, proporcionar comentarios cortos por escrito de manera regular. Animar a los estudiantes a reflexionar positivamente sobre su propio progreso, y a no discutir las calificaciones siempre que sea posible, ya que el punto es mantenerse a sus propios estándares.

Y tercero, tratar de realizar sesiones de retroalimentación verbal varias veces al año. Un momento natural para registrarse es antes de las reuniones de padres y maestros. Estas reuniones individuales con los estudiantes son una oportunidad para una autorreflexión positiva y una discusión sobre el progreso del estudiante durante un período de tiempo más largo.

3. Estrategias Meta – Cognitivas

Los estudiantes se distraerán en algún momento durante el año escolar, y muchos se demorarán. Para ayudarlos a tomar conciencia, pídales que graben ejemplos de cosas que hayan interrumpido su aprendizaje, tanto dentro como fuera del aula. Esto puede tener lugar en sus diarios de aprendizaje. Tal vez no hicieron su tarea porque había un programa favorito o perdieron su tiempo de estudio en las redes sociales. Discuta las diversas opciones implícitas en esas distracciones y concéntrese en soluciones positivas y realistas, como elegir ver el programa más tarde como recompensa por completar la tarea.

Utilice más ejemplos de estudiantes en sesiones de retroalimentación durante todo el año, donde los estudiantes puedan compartir estrategias que hayan desarrollado por su cuenta para lidiar con las distracciones. Los estudiantes suelen ser más receptivos a estos consejos cuando se trata de un compañero.

4. Estrategias para aumentar el interés de los estudiantes.

Los estudiantes están más motivados por su trabajo escolar cuando es interesante. Ofrecer a los estudiantes opciones es una forma común de generar interés, junto con la calidad y relevancia de los materiales de aprendizaje.

Los maestros también pueden permitir que los estudiantes negocien en una tarea que los haga más interesantes para ellos, mientras aún trabajan hacia los resultados de aprendizaje de la lección. Pero no todos los objetivos de aprendizaje despertarán naturalmente los intereses de los estudiantes, un hecho que vale la pena reconocer abiertamente.

Pídales a los alumnos que reflexionen sobre las tareas que les parecen poco interesantes en su diario de aprendizaje para ayudarlos a identificar patrones en esos momentos y reaccionar de manera positiva. Las entradas del diario también son excelentes comentarios para el maestro sobre cómo hacer que el contenido sea más atractivo para los estudiantes.

5. Estrategias para manejar las emociones negativas

Al comienzo del año escolar, es bueno discutir con sus alumnos cómo los diferentes estados de ánimo y emociones ayudan o perjudican el aprendizaje.

Los maestros también pueden incitar a los estudiantes a reflexionar sobre su estado de ánimo al evaluar cómo están progresando hacia sus objetivos, y anotar estas observaciones en sus diarios de aprendizaje. Por ejemplo, un estudiante podría escribir: “No aprendí mucho vocabulario nuevo esta semana. Me sentía enojado y no podía concentrarme”. Una vez que el maestro sabe lo que está sucediendo en la vida emocional de los estudiantes, es más fácil ofrecer consejos específicos sobre estrategias para garantizar que el aprendizaje continúe, incluso cuando un estudiante está en un estado emocional elevado.

6. Estrategias para construir entornos positivos de aprendizaje

Pida a los alumnos que respondan a las preguntas: ¿Con quién trabajo bien? ¿Con quién no trabajo bien? ¿Por qué? Esto ayuda a los estudiantes a evaluar la dinámica social del contexto de su clase. Un resultado objetivo podría ser algo así como: “Harriet es una gran amiga, pero cuando nos unimos en un grupo, terminamos charlando sobre Riverdale en lugar del trabajo”. Como maestro, también puede usar esta información para formar grupos que colaboren bien y trabajen eficazmente hacia objetivos comunes.

Crear un ambiente de aprendizaje positivo, uno en el que los estudiantes sean libres de expresarse, cometer errores y reflexionar de manera efectiva, permitirá que el ambiente sea un lugar efectivo para el aprendizaje.

7. Visualizando el futuro

Según Dörnyei, la motivación para el aprendizaje se debe en parte a dos posibles versiones futuras de usted: el ser ideal de su futuro y el ser en el que siente que debería convertirse. Pedirles a los estudiantes que tracen esto con el mayor detalle posible y discutirlos (¿cómo se ve tu yo ideal? Como mínimo, ¿cómo crees que debería ser tu yo futuro?). Discutir sobre estos seres también puede ser una actividad divertida para comenzar el año, ya que los estudiantes se ponen a detalles de sus seres futuros.

Refiérase a estos mismos durante todo el año para que los estudiantes sigan su propio progreso y, en el proceso, desglosen las metas motivacionales a largo plazo en metas más cortas. Esto es especialmente necesario para los alumnos más jóvenes que a menudo tienen problemas para visualizar la vida después de la escuela.

También es importante permitir a los estudiantes, en el proceso de reflexionar sobre estos seres futuros, la capacidad de pensar en lo que pueden hacer si no están cumpliendo con los puntos de referencia en el camino hacia quienes quieren ser o sienten que deberían ser. Reforzar la idea de que nunca es demasiado tarde para volver a la normalidad puede ayudar a evitar que los estudiantes sientan que se han fijado objetivos inalcanzables.

Made with Visme Infographic Maker

Es importante mencionar que, las estrategias mencionadas fueron elaboradas por: Kendal Rolley, coordinador de inglés de una escuela bilingüe K-12 en Hanoi, Vietnam. Realiza investigaciones sobre políticas lingüísticas y motivación en el aprendizaje de idiomas, y apoya a los profesionales de TEFL en el desarrollo de su práctica en el aula.

Review Overview
    Puntaje Total

    Kendal Rolley, profesor de ‘Artes del Lenguaje’ de séptimo grado, creador de las 7 estrategias para mantener al estudiante motivado durante todo el periodo lectivo de educación, ha desarrollado estas estrategias motivacionales prácticas con el fin de ayudar a los alumnos a reflexionar sobre sus propios entornos de trabajo y aprendizaje, por medio, de la investigación de ‘Zoltan Dӧrnyei’, profesor de Psicolingüística, y quien se especializa en motivación para aprender segundas lenguas.

    • Enlaces sociales:

    Dejar una respuesta